miércoles, 30 de enero de 2013

Palacio de los Solís


Situado en la Plaza de los Bandos esquina calle del Concejo nos encontramos con el Palacio de los Solís, construida en el año 1477 por Alonso Solís perteneciente al bando de Santo Tomé.

En esta casa se celebró el matrimonio de Felipe II con María de Portugal el 15 de noviembre de 1543.

Luce blasones de los Solís, Rodríguez Monroy y Varillas.

Ha sido motivo de múltiples modificaciones y reconstrucciones, en algunas fotos de principios del s. XX donde aparece la Plaza de los bandos, se veía cómo estaba totalmente destruida la zona y prácticamente era un solar en ruinas.

Es en 1928, cuando Telefónica adquiere este solar y sus ruinas, restaurando el palacio siguiendo las propuestas de la arquitectura nacional regionalista propia de principios de siglo, que en Salamanca se tradujo en una vuelta al barroco y al renacimiento, tomando como modelo el Palacio de Monterrey cuya silueta será recordada en no pocos edificios de principios del siglo XX, como las casas de la Plaza del Mercado o las de la Plaza del Liceo, o el del edificio del Birland o el Cuartel de Caballería...

Se incorporan a esta restauración el escudo tardogótico y el arco de medio punto de la puerta con las columnas del siglo s. XVI originales.
 
Es en esta reconstrucción cuando se le añade una tercera planta que rodea el torreón y se hace una galería con vanos y los escudos de la ciudad y de telefónica en las enjutas.
 
Lo cierto es que si no se sabe de esta reedificación de principios del s. XX, el Palacio pasaría por original perfectamente, al menos a los ojos de los transeúntes normales.

Palacio de Garcigrande

Situado en la Plaza de los Bandos esquina con la calle Zamora nos encontramos con el Palacio de Garcigrande o Palacio Rosríguez Figueroa, de estilo renacentista-plateresco, construido en el s. XVI para los señores de Zataraín o Zaratán.

Tiene escudos de los Maldonado, Herrera Girón y Espinosa, aparte de dos medallones en las enjutas del arco principal. Más arriba, entre dos escudos con flor de lis, hay una ventana resguardada por dos columnas en arista y un dintel sobre el que se coloca otro escudo. Son muy curiosas las ventanas achaflanadas en la esquina con la calle de Zamora.

Su fachada presenta una escalinata sobre la que se erige la puerta principal, que es un gran arco triunfal enmarcado entre dos columnas platerescas que concentran la ornamentación del edificio coronadas por una cornisa que contiene en sus ángulos interiores dos medallones con un busto masculino y otro femenino vestidos lujosamente que son de representación alegórica.

Debe su nombre a haber sido pertenencia de los vizcondes de Garci-Grande, título nobiliario fundado en 1761.

El Ayuntamiento de Salamanca, en 1897, trató de comprar el edificio sin éxito, pero el quinto vizconde José María Espinosa y Villapecellín vendió el edifico en 1898 al banquero Florencio Rodríguez Vega y en 1960 lo compró la entidad que en la actualidad es Caja Duero. La Caja encargó la remodelación del edificio a Luis Gutiérrez Soto, quien estuvo asistido por Ricardo Pérez Rodríguez-Navas. Entre los elementos que se le añadieron destacan un mayor número de ventanas y el ático. El interior está completamente remodelado para las necesidades de Caja Duero. Del exterior se conserva la fachada.
 
 
 (1918)
 
Principios del s. XX
 
 
 
 
 
(1991) 


martes, 22 de enero de 2013

Alcázar de San Juan o Castillo de Salamanca

Ubicado en la Peña Celestina, sólo pueden verse los restos de esta fortaleza que fue construida sobre los restos de otra anterior aunque no están muy seguros de cuándo tuvo lugar la construcción del Castillo Viejo ya que la documentación es escasa. Lo que sí consta es que los restos que ahora podemos ver son de una fortaleza reedificada con el infante Don Sancho en 1280, realizada por Raimundo de Borgoña.
 

Paseo del Alcázar de San Juan
La documentación relata cómo el alcázar era de Don Pedro Maldonado quien, por orden del rey Juan II de Castilla, fue obligado a entregarlo a Fernández Álvarez de Toledo, Conde de Alba, aunque pocos meses después retornó a Maldonado. Este vaivén es debido a las conocidas luchas entre los bandos y los conflictos de la Nobleza y guerras civiles por la Corona de Castilla.

En 1474, se llevó a cabo el derribo ejecutado por el Concejo de la Ciudad de Salamanca a instancias de los Reyes Católicos, interesados ambos, en acabar con su uso como refugio de la nobleza levantisca y otros "malhechores". Sus restos pasaron a ser propiedad del Concejo, siendo ocupado el solar con los restos de la fortaleza por el Convento de los Padres Cayetanos.

Las estructuras principales conservadas se reducen al basamento de un inmenso torreón realizado en mampostería irregular y pizarra, técnica constructiva propia de los siglos XI al XIII. Este torreón se adapta a la línea conformada por la Muralla Altomedieval de Salamanca, la conocida como "Cerca Vieja". A escasos metros del torreón, inicia su recorrido parte de la "Cerca Nueva", en la cual se abre un vano a modo de portón rectangular que daría acceso desde la Vaguada de La Palma al interior de la fortaleza y que cerraría el embudo formado por la Vaguada y el Arroyo de La Palma al enlazar en línea recta con el Cerro de San Vicente.

Otra torre de menor envergadura se halla a la derecha de la anterior, igualmente adosada al paramento externo de la "Cerca Vieja", edificada sobre una plataforma de sillares de arenisca de datación incierta que une ambas estructuras y sirve de asiento a una escalera de probable factura moderna. La torre presenta tres fases constructivas, unos grandes sillares de granito, una intermedia de sillares de arenisca medieval y un remate final en cal y ladrillo macizo de estilo neo-árabe, único resto del desaparecido Cuartel de Intendencia de principios del siglo XX.

Actualmente la zona está reformada y muy cuidada siendo un lujo pasear por la Vaguada de la Palma y el Paseo del Alcázar de San Juan aunque su pronunciada cuesta hace que sea mejor bajar desde el Campus de Ciencias hasta el río. Es un buen sitio para ver los fuegos artificiales que se hacen en el Puente romano los días de de San Juan y de la Virgen de la Vega, patronos de la ciudad, o las procesiones de Semana Santa que cruzan el Puente Romano.

Casa de Fernando González Abarca



Casa de Fernando González Abarca - Palacio de los Abarca Maldonado - Palacio de los Doctores de la Reina

Fachada de la Casa de los Abarca
Situado en la calle de Serranos, nos encontramos con la Casa de Fernando González Abarca de estilo renacentista con estructura gótica, construida en el s. XV perteneció a Fernando González Abarca, médico personal de Isabel la Católica. Su hija casó con Francisco Maldonado del Bando de San Benito, que fue decapitado en Villalar. Cuentan que tras este terrible momento, la hija volvió a casa de sus padres y se convirtió en la inspiración de "La perfecta casada" escrita por Fray Luis de León, que la conoció al vivir en el edificio contiguo.
 
Tiene el escudo de los Reyes Católicos y una torre mocha. Consta de un patio con dos pisos y un artesonado mudéjar procedente de las Dueñas. Pero lo que más me llama la atención es que en el escudo tiene unas abarcas.


 


 
Detalle de los escudos.




Actualmente es el Museo de Bellas Artes de Salamanca y como tal se divide en tres secciones: Arqueología, Bellas Artes y Etnología.
La más amplia de las tres es la de Bellas Artes, mientras que las de Arqueología y Etnología, de menor tamaño, son renovadas periódicamente.

En la sección de Arqueología nos encontramos que en el jardín de acceso se albergan estelas funerarias del Bronce Medio, verracos prerromanos de los pueblos vettones, miliarios romanos de la Vía de la Plata, armaduras mudéjares de madera y se exponen en torno a un patio central de doble arquería.
 
Dentro de la parte dedicada a las Bellas Artes destacan el retablo de estilo churrigueresco de Bernardo de Carvajal, situado en el zaguán del edificio, la sala tiene un techo policromado mudéjar del siglo XIV procedente del Convento de las Dueñas, además de numerosas obras de gran valor que abarcan el período comprendido entre los siglos XIV y XX.
 
La parte dedicada a la pintura flamenca, holandesa y francesa, tiene obras pictóricas de varios autores, destacando el descendimiento de Luis Morales, el San Andrés de Juan de Flandes o el retrato de Unamuno, realizado por Echevarría y muchos lienzos de los siglos XVI y XVII.
 
También hay una colección de orfebrería o muestras sobre la arqueología provincial y el arte popular local.


 






Ver vídeos del Museo de Salamanca
vídeo 1     vídeo 2     vídeo 3


martes, 15 de enero de 2013

Palacio de Montellano

  





Situado en la calle de Zamora nos encontramos con el Palacio de Montellano de estilo sobrio construido en el año 1493.

Se construyó como palacio y fue reconvertido en colegio mayor universitario en el siglo XIX.

El Palacio de Montellano, antecedente del Convento de la Trinidad, fue construido en 1479 por Alonso de Paz. En el año 1591 los Trinitarios compraron por cinco mil ducados la casa principal de los Señores de Montellano, situada en la calle de Concejo de Abajo, que desde entonces comenzó a llamarse calle de la Trinidad (actualmente calle de Zamora). La casa solariega se adaptó para convento.


La construcción de la iglesia se concluyó en el siglo XVII y su fachada presenta relieves con la Santísima Trinidad, un ángel con cautivos liberados, San Juan de Mata, San Félix de Valois y escudos trinitarios. El templo fue restaurado en el año 1880.

Tras la Desamortización de Mendizábal el edificio estuvo destinado a Escuela de Nobles y Bellas Artes. Posteriormente la iglesia y el convento pasaron a las Jesuitinas, que instalaron el Colegio Mayor Montellano.

Palacio de Figueroa



 


Palacio de Figueroa -  Palacio de los Maldonado de Amatos - Casino de Salamanca



Palacio de Figueroa
Entrada por la c/ de Zamora
Situado en la calle del Concejo nos encontramos con el Palacio Figueroa de estilo plateresco, construido en el año 1545 por Juan Rodríguez de Figueroa, miembro de la Corte de Carlos V y de Felipe II, perteneciente al bando de San Benito

Las fachadas del Palacio de Figueroa se sitúan en las calles del Concejo y de Zamora y se atribuyen a Rodrigo Gil de Hontañón. Tienen un estilo semejante a otros edificios contemporáneos de Salamanca.

 Merecen especial atención los medallones de la fachada de la Calle Concejo, así como los de la calle Zamora, donde hay un San Jorge y unas figuras de Adán y Eva.  Su patio interior fue restaurado en 1933, cuando se amplió el edificio.

Ha sido muy modificado a los largo de los siglos XIX y XX hasta convertirse en el Casino de Salamanca que hoy conocemos.






martes, 8 de enero de 2013

Casa Unamuno – Casa del regidor Ovalle Prieto


Situada en la calle de Libreros esquina con la calle de Calderón de la Barca, en el ala derecha de la fachada principal de las antiguas Escuelas Mayores, nos encontramos con la Casa de Unamuno o del Regidor Ovalle Prieto, construida en el año 1758-1762 por Andrés García de Quiñones que se concibió como Casa del Rector y espacio administrativo de la Universidad.

Toda ornamentación se centra en la portada, posee en su parte superior un escudo de la Universidad de Salamanca en el que se puede leer una divisa que reza: "OMNIVM SCIENTARVM PRINCEPS SALMANTICA DOCET" “Toda ciencia se enseña mejor en Salamanca”. El edificio de planta rectangular tiene dos plantas.

 
Uno de los rectores que vivió allí fue Unamuno que al obtener el puesto como Rector en 1900 pasa a ocupar la casa. En este segundo piso de la casa es donde Unamuno escribe sus poemas y gran parte de sus novelas.

 
En 1952 se realizan las primeras labores de adaptación del que será el museo de Unamuno. Se colocan los muebles en el segundo piso. Se ubica la biblioteca personal de Unamuno cedida a la Universidad con sus 6.000 volúmenes. En 1977 se comenzaron a acondicionar los espacios de la casa para proporcionar la ambientación histórica que recreara el ambiente del escritor. El proceso finaliza en 1996 cuando se abre oficialmente el museo al público.

.

Casa del Bedel

 

Casa del Bedel
Casa del Bedel
Situada en la calle Pla y Deniel esquina con la calle de Calderón de la Barca nos encontramos con la Casa del Bedel. Está frente a la fachada principal de la Catedral Nueva y fue construída en 1602 para acoger los servicios de la Universidad de Salamanca.
 
Pertenece a la época en que la Universidad derribó y construyó diversos edificios en el entorno de la Universidad como en el Patio de Escuelas. Se trata de uno de los muchos edificios históricos vinculados a la ciudad universitaria de Salamanca.


El cargo de Bedel Mayor o Bedel Multador del estado fue una importante figura de la Universidad que recaía en personas de cierta relevancia social ya que entre sus funciones se encontraba la custodia de las alhajas de la Capilla, el cuidado del archivo o multar a los catedráticos que fueran a clase entre otras.


Poco se sabe de esta casa, los restos originales son la ventana bifora (Ventana formada por dos vanos geminados, y coronada por un arco de medio punto) que podría ser de estilo gótico y la bodega, donde se han encontrado restos de otros edificios como capiteles, medallones, escudos... Aquí se conservó el «arca boba» que es de estilo gótico y sus dimensiones 86 x 206 x 70 hecha de madera y recubierto su interior por planchas de hierro y con cinco cerraduras de las que se conservan todas las llaves. En principio se manda que en el arca se guardasen el dinero y las alhajas junto con los Privilegios y Constituciones de la Universidad y demás documentos que pudieran ser interesantes aunque se vio pronto que esta pobre arca no podía albergar todo aquello. En 1775, Jerónimo García de Quiñones y Gavilán Tomé hicieron una inspección de la seguridad de la Casa del Bedel y viendo que no era buena, se decide transtadarla a la Biblioteca de la Universidad donde permanece la Sala de Manuscritos e Incunables.


La Casa del Bedel se reedifica a finales del s. XVIII entre 1791 y 1794 tal y como se informa en una larga leyenda en el cuadro de la Inmaculada que se encuentra en el salón de Claustro.


Primero fue la Casa del Bedel Mayor, luego la del Secretario, sede del Servicio de orientación al universitario, Servicios administrativos del tercer ciclo. Actualmente en la planta inferior se encuentra Mercatus, una tienda recuerdos para regalar de la Universidad de Salamanca.